Ser diferente

Hay días en los que descubres personas diferentes, que han sabido exprimir su vida gota a gota y sacar de cada una de ellas el máximo jugo posible. Esta es la clase de personas a las que no les importa ‘dar su vida’ para sacar adelante a otros; que han caído hasta lo más bajo, pero que también han sabido resurgir de ese inesperado ocaso. 

Así de rotundo, sincero y humano es David Díaz Robisco, uno de mis mejores hallazgos de este 2019. De manera casi inesperada coincidí con él en una jornada sobre Economistas y Marketing en el Consejo General de Economistas y me hizo cuestionarme a nivel personal lo que él planteaba profesionalmente. Porque esa línea que separa lo que eres y lo que haces a veces es tan delgada que ambas facetas de tu vida terminan impregnándose una de la otra hasta desdibujar la linde que las separa.

“¿Qué me hace diferente?” Os puedo asegurar que si hacéis esta pregunta a conocidos y amigos de distintos ámbitos de vuestra vida, la primera respuesta es: “¿Te encuentras bien?”. Y la segunda: “Eres mi único contacto capaz de preguntarme estas cosas”. Así fue, tan real como la vida misma, porque no estamos acostumbrados a preguntar y a que nos pregunten; a mirar(-nos) hacia dentro; a ‘dafearnos’ como si de nuestra propia empresa se tratara. 

El motivo de esta reflexión no es contarte qué es lo que a mí me hace diferente, sino que reflexiones sobre lo que te hace ser tú mismo. La conexión de tus sentimientos y el compromiso con lo que sientes. Con quién conectas y cómo lo haces. Qué te compromete y con quién. Tus ganas de ser feliz, de amar y de ser amado. Cómo seduce tu inteligencia. Tu exposición y tu manera de contener aquello que piensas y sientes…  

La realidad no es que seamos más o menos diferentes, sino que seamos únicos. La empatía, la capacidad de escucha, las ganas de sumar, la pasión, la entrega, el buen hacer, el respeto a ti mismo y a los demás, el ser incondicional, tu inteligencia, hasta tu pelo… Esos elementos diferenciadores se encuentra dentro de ti, no de otros.

Y eso, eso es lo que te hace diferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.